Trampas en rebajas

trampas en rebajas

Las trampas en rebajas: subir los precios días antes o inventarse descuentos

Desde que se liberalizaron de los periodos de rebajas (antes acotados a las de enero y julio) el consumidor ya puede encontrar productos con descuentos prácticamente todo el año, aunque no siempre estas ofertas son reales. Muchas veces se inflan los precios las semanas previas para luego aplicar falsos descuentos, según denuncian las organizaciones de consumidores.

El año pasado, en las semanas previas al verano, el 88% de los consumidores detectó alguna trampa en estas supuestas rebajas, según datos de Facua. Los comercios habían encarecido algunos productos para luego bajarlos y dejarlos al mismo nivel.

Según el portal idealo.es, los precios suben de media un 4%, aunque en el caso de algunos artículos llegan a elevarse un 17%. Luego caen. Es el caso de los teléfonos móviles, la categoría donde más se trampea. Se trata de una práctica que, según Adrián Amorín, experto del citado portal, “entraña un fraude ya que intenta engañar al consumidor” con descuentos que no existen en realidad.

Si los móviles se encarecen un 17% en las semanas previas a las rebajas, las mochilas lo hacen en porcentaje parecido, un 15%. Luego, con la excusa de que se hacen ofertas para la vuelta al cole, vuelven al coste inicial. También hay trampa en algunos artículos deportivos, como las zapatillas para correr, las tablet o los videojuegos.

Según Facua, otro engaño habitual durante este periodo es ofrecer descuentos en pocos artículos, menos de los que marca la ley. El mínimo es el 50%, aunque hay algunos comercios que no llegan a la cifra.

Sólo un 16% de los encuestados por la asociación de consumidores no detecta trampas en los producto que compra en rebajas.

Algunos comercios no permiten al usuario devolver el producto que ha comprado con descuento, otros cambian la etiqueta durante la campaña, le ponen el símbolo de oferta aunque no la hay. Todas estas prácticas “suponen un fraude y competencia desleal”, según la organización, que anima a los usuarios a que denuncien las irregularidades.

La Confederación Española de Comercio (CEC) lleva tiempo alertando de los problemas que tiene el pequeño comercio como consecuencia de esta falta de regulación en las campañas de rebajas.

Hasta 2012 sólo se podían realizar en los periodos marcados por la ley. Ahora los comercios tienen libertad para hacerlo cuando quieran, aunque esto supone un perjuicio para las tiendas pequeñas, que no pueden competir con los descuentos que hacen las grandes cadenas.

Según la organización, el comercio electrónico, así como los distintos formatos comerciales que se unen a los descuentos y promociones a lo largo de todo el año, “son los principales responsables de esta situación límite” que vive el sector, cuyas ventas cayeron alrededor de un 5% en las rebajas de invierno.

La Confederación quiere la vuelta a la regulación de las rebajas: “el consumidor sabría identificar claramente, como ocurría antes, cuándo puede encontrar las mejores ofertas de los productos que quiere o necesita”, señalan.

Fuente: el Mundo


Post relacionados

Deja un comentario